jueves, 20 de noviembre de 2008

¿Sabes portugués?

- ¿Sabes portugués?

- No, pero mi compañera de piso es gallega.

A pesar de este chiste taaaaan malo…tengo trabajo!!!! Sí, damas y caballeros, están ustedes leyendo a una periodista con (por fin!) categoría profesional reconocida y remunerada.

Me presenté a una oferta de prácticas en una editorial. Pasé la primera entrevista y me llamaron para que fuera al día siguiente. El martes me estaba esperando el director de publicaciones que, para mi sorpresa, me dijo que mi perfil no era de becaria y que me habían incluido en un proceso de selección para un puesto de redactora. Flipé, claro. A continuación me entrevistó el director de la revista de fotografía para la que trabajaría y, después de más de media hora de preguntas semi-personales y de medio kilo de chascarrillos aún peores que el reproducido, me dio el trabajo.

¿Qué demuestra esto?

Que no me equivocaba al confiar en mi suerte…Esto responde a la mítica fórmula de “estar en el sitio adecuado en el momento justo” que ha dirigido la mayor parte de mi vida profesional. Aunque esta vez haya costado un poquito más, yo sabía que tarde o temprano iba a salir una buena oportunidad.

Que todavía hay gente honrada en este mundillo a punto de putrefacción y que, de nuevo el azar, me encuentra con ellos.

Ah…y que tuve que hacer una prueba de redacción en la primera entrevista del copón…tampoco me voy a quitar mérito.

Con el primer sueldo ronda de cervezas para todxs vosotrxs. Gracias por haber hecho que me lo crea. ¡Salud!

5 comentarios:

Tina Paterson dijo...

bien!

mancha dijo...

antes eras una listilla.... ahora no habra quien te soporte .... yujuuuuuuuu

Angela dijo...

Muy bien carmen.
Yo siempre confié en tí...
A darlo todo

Carmen dijo...

Muchas gracias...vuestra confianza le tomaba el relevo a la mía cuando andaba flojilla...

lo dicho, cervezas para todxs!!

y ángela...ya no tengo excusa para no ir a verte a Bruselas...empezamos a buscar fechas???

Tita Parín dijo...

Quien vale, vale... jejejeje.... ¡te lo mereces, señorita redactora!

Un beso